Internacionales

Donald Trump desiste de cerrar la frontera sur con México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que dará a México un año para frenar el flujo de drogas que entran en su país por la frontera común, y que si no lo hace, impondrá aranceles a sus automóviles, lo que supone una retirada de su amenaza de cerrar de inmediato la zona limítrofe.

“Vamos a darles un plazo de un año, y si las drogas no paran, o paran en su mayoría, vamos a imponer aranceles a México y sus productos, en particular los autos.

Y si eso no detiene las drogas, vamos a cerrar la frontera”, afirmó Trump a los periodistas durante un acto en la Casa Blanca.

También insistió en que México haga algo más para frenar el flujo de migrantes que llegan a Estados Unidos. Trump comentó a los reporteros que trataría de tomar una “medida menos drástica” antes de recurrir a la amenaza que había hecho anteriormente.

México entiende que vamos a cerrar la frontera o que voy a imponer aranceles a los automóviles. Haré una o la otra, y probablemente me decida por los aranceles”, dijo el mandatario en la Casa Blanca. Fue un cambio drástico para Trump.

El mandatario tuiteó la semana pasada que cerraría la frontera o largas secciones de ella esta semana a menos que México detuviera inmediatamente “toda la inmigración ilegal que viene a Estados Unidos”.

En ese momento, Trump dijo “no estoy bromeando”, y su jefe de despacho interino, Mick Mulvaney, dijo durante una entrevista televisiva transmitida el domingo que se requeriría “algo espectacular” para que Trump no cerrara los cruces fronterizos.

Desde entonces, tanto asesores de la Casa Blanca, como gobernantes de ciudades fronterizas estadounidenses y economistas han alertado que una acción de ese tipo tendría enormes consecuencias económicas para ambos lados de la frontera.

Estados Unidos y México comercializan alrededor de 1,700 millones de dólares en productos al día, de acuerdo con un informe de la Cámara de Comercio estadounidense, que había dicho que un cierre de la frontera sería “una debacle económica absoluta” que pondría en riesgo 5 millones de empleos estadounidenses.

Posición de Pelosi

En tanto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo ayer que los demócratas interpondrían una demanda para impedir que Trump “robe” miles de millones de dólares de los programas federales y desvíe el dinero a la construcción de barreras a lo largo de la frontera.

El mandatario declaró una emergencia nacional para poder usar más dinero del aprobado por el Congreso y con él construir el muro fronterizo que ha prometido desde su campaña presidencial.

Política variable

—1— Amenaza
Trump ya había amenazado con clausurar la frontera en octubre pasado.
—2— Sanción
La marcha atrás del presidente libra a México, por ahora, de una represalia.
—3— Arrestos
Los agentes fronterizos habrían realizado 100,000 arrestos de inmigrantes.