Portada

La lectura de la Biblia fomentará la paz en el país

-La enseñanza de la Biblia en los centros educativos impulsará a la sociedad dominicana a fomentar valores morales.

La implementación de esa asignatura es una propuesta que exige al Ministerio de Educación el cumplimiento de la Ley 44-00.

De acuerdo al Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), el Colegio de Abogados de la República Dominicanos (CARD) y ciudadanos consultados por EL DÍA, esa resolución permitirá que los estudiantes reciban educación basada en el amor y el respeto al prójimo.

La aplicación de esa ley representa una lucha contra la criminalidad, ya que los niños aprenderán a convivir con sus semejantes, aseguró Miguel Surún, presidente del CARD.

“La Constitución establece que somos un país cristiano, por eso debe impartirse la enseñanza de la Biblia en las escuelas”, puntualizó.

Ley no es violatoria

El presidente del Codue, Fidel Lorenzo, aseguró que la aplicación de la ley es constitucional, ya que el Estado no es solo laico, sino también confesional.

Indicó que ese proyecto es constitucional, porque el país firmó el acuerdo del Concordato en el año 1954, que establece que está es una nación cristiana.

Lorenzo detalló que la ley permite a los padres decidir si sus hijos pueden o no recibir enseñanzas bíblicas, por tanto es una ley democrática y respetuosa.

Mientras, el estudiante Jeufry Javier, de 23 años, residente en el Distrito Nacional, sostuvo que impartir esa asignatura ayudará a mejorar la convivencia entre los alunmos.

Emerson Abreu, de 60 años, también residente en el Distrito Nacional, dijo que con esta el país será más solidario y vivirá en amor, caridad y respeto y que se debe respetar la creencia de los demás.

Normativa

—1— Norma
Establece leer un texto bíblico en niveles inicial, básico y medio.
—2— Responsabilidad
Será de la Conferencia del Episcopado Dominicano y el Codue formular las propuestas.
—3—Periodo
La ley tiene 18 años que fue aprobada, aunque no se cumple a cabalidad, según Fidel Lorenzo, del Codue.